La idea descontextualiza la escena flamenca, donde el pez “ Luchador de Siam” encarna la figura de la "bailaora" o el “bailaor”, enfatizando su majestuosidad, presencia y carácter.
Colaboración con el diseñador Carles Rodrigo.